sábado, 20 de diciembre de 2008

Recuerdos de un Excelente Día de Pesca.


Platicando con un buen amigo, de mi tema favorito la pesca de playa, recordé un excelente día de pesca en las bellas playas de Tamaulipas, el lugar la barra de caballos, el mes noviembre, las condiciones del clima inmejorables, una temperatura de 26 grados, cielo despejado, vientos muy ligeros del norte, oleaje muy tranquilo, color del agua clara a transparente, pero déjenme contarles la historia completa desde la salida.
Si mal no recuerdo partimos de un hotel de la pesca un poco tarde como a las ocho de la mañana, después de comprar algunos enseres faltantes nos encaminamos con rumbo a la playa para después enfilarnos al norte, para el recorrido de los 60 kilómetros hasta llegar a la barra, no tuvimos imprevistos en el trayecto arribamos como a las 10 de la mañana, como lo comente anterior mente las condiciones eran extraordinarias.



El primer paso, armar las cañas con sus respectivos carretes, en esa ocasión utilice dos varas, estrenaba mi primer caña salmonera casting Shimano Clarus de 8”6 pies, Médium Heavy, Acción Rápida y una caña Berkley X-tra IM6 de 7 pies, Médium Heavy, peso de señuelos 3/8 a 1 ½ onzas, con mis fieles compañeros un ABU 6500 CS PRO ROCKET mas ABU 6000 C de los viejitos, este carrete fue un regalo de mi señor padre, con el saco muchos animales en sus tiempos, debe tener unos 35 años de vida útil, es mi joya personal, en todo ese tiempo lo único que le he cambiado es el gusano del devanador, ya con eso les digo todo, continuando con la historia, el siguiente paso fue escoger los curricanes para la jornada, por lo que abrí mi caja de pesca para seleccionar unos cuantos señuelos para colocar en mi cinturón, de entrada puse un Yo-Zuri Emperador que también hacia su debut, mi buen amigo Chuy Morales pescador afamado, me lo recomendó algunas semanas antes cuando todavía tenia su tienda de pesca en Monterrey, las siguientes elecciones fueron, Mirrolure 51 MR color 21, Mirrolure 52 MR color 18 y 21, Mirrolure Top Dog color Pin Fish, Mirrolure Catch 5 de la serie III color 21, Mirrolure 77 MR color 18, ya con todo listo mis compañeros de viaje, mi compadre Jorge Zambrano y mi buen amigo Gerardo Garza, colocamos el toldo mas las sillas ya que solamente estariamos el día para regresar a la pesca al anochecer.


Empecé casteando el Yo-Zuri Emperador, de inmediato conecte con un buen animal después de un corto pleito salio la primera corvina en el rango de un kilo y medio, después una buena trucha moteada, durante 30 minutos continuos el piquete fue furioso de truchas y corvinas, como a las 12 del medio día se paro algo la acción, como las condiciones del mar eran inmejorables para cambiar de señuelo por uno de superficie, decidí retire el Yo-Zuri Emperador, por un Mirrolure Top Dog color Pin Fish que me encontré en la pulga del río santa Catarina en el centro de Monterrey, mismo que rehabilite cambiando las argollas y anzuelos por unos Mustad reforzados, al segundo tiro exploto el agua pero el pez fallo, es una sensación muy especial ver como un señuelo de superficie es levantado por un golpe violento por un predador hambriento, en el siguiente tiro el top dog desapareció en un borbollón de agua blanca, la línea de mi carrete sale con el distintivo sonido que te pone la piel chinita, el resultado una hermosa trucha moteada con un peso aproximado de dos kilos pasaditos, pero la faena continuo el siguiente en caer a mi señuelo fue un róbalo, enseguida una corvina de muy buen tamaño, pasada de cuatro kilos a propósito esta fue mi primer corvina en la superficie.


A las dos de la tarde el hambre ye era insoportable, por lo que decidimos tomar un descanso para nuestros sagrados alimentos, el menú un kilo de camarón coctelero ya pelado y listo para preparar al gusto, cortamos limones, cebolla, cilantro, mas un tomate, el aceite de oliva indispensable, no se diga el aguacate, galletas saladas y a darle, acompañado de unas bien frías.


Con el hambre ya saciado, tome la opción de intentar pescar en la escollera sur de la barra de caballos pero antes, usando un Mirrolure 51 MR realice algunos tiros en la playa colindante, los macabíes no dejaron de hacer su presencia pero de repente sentí un fuerte golpe que casi me arranca la caña de la mano, la línea empezó a correr y el carrete a chillar, pensé en un buen jurel pero no, la tranquilidad de las olas fue interrumpida cuando un enorme sábalo sale del agua con un espectacular salto, al tercero mi señuelo salio disparado, ni modo esto pasa muy a menudo sobretodo con los sábalos, después de este sobresalto camine los 50 metros aproximados de la escollera para colocarme algunos metros antes de la punta, un gran cardumen de lisa se movía con dirección a la laguna costeando los costales, en ocasiones rompían el agua en todas direcciones como si algo las asechaba desde el fondo, en mi libro de pesca mental, esta seña es oro puro, de inmediato solté mi señuelo un Yo-Zuri Emperador de 4.5 pulgadas de longitud, lo trabaje de forma lenta dejando que reposara un instante, simulando lo mejor posible a una lisa herida o enferma. En estas fechas ya rondan en la barra las truchas moteadas de gran tamaño en el rango de los 2.5 kilos a los 6 kilos en promedio, estos animales se alimentan en su mayor parte de pequeños peses por lo que los señuelos tipo Minnow son los mas recomendados, por tal motivo mi presentación y opción de curricán produjo lo que estaba buscando una preciosa trucha, la que ataco de forma espectacular a toda velocidad, el carrete produjo el ruido que todo pescador añora cuando se le saca línea de forma constante, el pleito duro algunos minutos de toma y da, el resultado final fue una trucha de tres kilos, el problema fue sacarla ya que tuve que bajar los costales para poder tomarla del lomo a la altura de las agallas, lo que resulto en una buena mojada (moraleja no debe faltar una red o un gancho largo cuando se pesca en escolleras).


Pero el día no había acabado y me tenía preparado lo mejor. A lo lejos se vio una conmoción en el agua y en el aire con muchos pájaros, que seguían a un cardumen de lisas pero de tamaño grande como las que venden en los supermercados, lo mejor de todo fue que se aproximaban de forma rapidísima a nuestra posición y detrás de ellas el terror de las playas, una jauría de júreles de tamaño familiar atacando sin cesar, en ese momento le grito a Gerardo que se preparara pero en ese justo instante se discutía con una buena trucha por lo que no pudo participar en la acción, mi caña Shimano  Clarus de 8”6 pies, Médium Heavy, Acción Rápida aunada a mi ABU 6000 C cargado con línea de 15 libras mas un shook líder de 20 libras, líder de flurocarbono 60 libras  y el Yo-Zuri Emperador de 4.5 pulgadas de longitud serian puestos a la dura prueba.



Lance el señuelo con dirección a la conmoción, el largo de la caña hace la diferencia ya que pude obtener la distancia suficiente para alcanzar la jauría, de forma inmediata conecte. Señores déjenme platicarles, el jurel al sentir las tercias de la marca mustad salio disparado con rumbo a cuba, la corrida inicial fue impresionante, solo me quedaba observar como desaparecía mi línea bajo el poder de este tractor malhumorado, faltando algunas 25 yardas para tocar fondo, lo pude parar y recobrar algo de línea, fueron 45 minutos agotadores, pero el jurel cometió un error inducido por la presión de mi caña, tomo dirección a la laguna, esto me permitió recobrara un a buena parte de la línea, con los brazos agotados pero satisfecho por un excelente pleito obtuve mi recompensa, un jurel de mas de 30 libras, cuando retire el curricán de la boca me percate que solamente venia prendido en dos de los anzuelos de la tercia delantera ya que el resto estaban doblados.

El sol desaprecia rápidamente en el horizonte cuando empezamos a levantar el campo provisional, sumamente satisfechos por uno de nuestros mejores días de pesca, la lista de capturas fue amplia, truchas, corvinas, róbalos, pargos, macabíes, júreles mas un sábalo que no contó, lastima solamente ese me falto para completar el súper slam de horilla, desgraciadamente tuvimos que emprender el viaje de regreso a la pesca Tamaulipas, para luego regresar al Monterrey.


Lleven a sus niños a practicar este bello deporte, es una excelente forma de convivir con nuestra familia.

4 comentarios:

MR dijo...

Menuda pescata, grand dia in duvida

saludos

Rodrigo Zacarias dijo...

Que grande pescarias.

Bravo...

Saludos de Portugal

hector200 dijo...

si fue uno de esos dias que todo salio bien, saludos señores y muchas gracias por sus comentarios.

harry potter dijo...

Que bueno, bravo, si todos los días fueran así que feliz sería, jejejeje, saludos.
http://dominaelartedepescar.com/blog