viernes, 11 de diciembre de 2009

Un Excelente Noviembre 2009.


El pasado mes de noviembre fue muy productivo en Barra de Caballos o La Costalera como también se le conoce a este fabuloso lugar de pesca, ubicado en las bellas playas de la pesca Tamaulipas, múltiples reportes hablan de excelentes capturas tanto en cantidad como en tamaño, las condiciones del clima han variado de tormentoso con vientos del norte, bajas temperaturas así como días espectaculares con cielos azules poco viento y aguas tranquilas, a continuación les presento uno de estos reportes mismo que me fue presentado por mi buen amigo y compañero de infinidad de pescas Gerardo Garza.


A mediados de noviembre aprovechando una buena ventana en el clima decidimos salir a pescar a la barra de caballos en busca de las truchas palotas, las cuales empiezan a salir en estas fechas así como las elusivas corvinas, el viernes a mediodía ya teníamos la lancha lista en su remolque amarada y lista para salir, compramos todos los enseres mas una infinidad de tiliches que se ocupan cuando se acampa en la costalera, salimos alrededor de la una de la tarde enfilando la camioneta a la carretera nacional, solamente paramos en Soto la Marina para cargar gasolina y a darle, alrededor de las ocho de la noche tocamos el punto deseado, bajamos las cosas armamos la carpa y a dormir.


Muy temprano por la mañana del sábado con un cielo nublado y algo de frió botamos la lancha le coloque el motor de 15 caballos, su tanque de gasolina un par de viveros con camarón vivo que le compramos a las gueras, mi compadre subió la hielera y las cañas de pesca, el plan fue primero pescar en las charangas con camarón vivo al corcho, no tuvimos que viajar mucho para encontrar el primer cluster de charangas, tire el ancla, líneas al agua, de inmediato los corchas desaparecían y los carretes empezaron a chillar, las truchas moteadas no nos defraudaron, múltiples capturas de excelentes animales promediando los dos kilos en general pero algunas que rondaban los tres kilos.


A mediodía regresamos al campamento para la comida y tomar un merecido descanso, de nueva cuenta salimos al rededor de las tres de la tarde para pescar en las escolleras pero había algo de marejada por lo que decidimos regresar alas charangas, los resultados fueron buenos con excelentes capturas.


El atardecer nos trajo vistas de postal, cenamos una carnita asada, un rato se paro el aire y los mosquitos hicieron su aparición, gracias al mosquitero de la carpa pudimos dormir tranquilamente.


El domingo por la mañana despertamos a un día inmejorable con temperaturas templadas un cielo azul totalmente despejado y aguas color turquesa, como el día anterior tomamos rumbo las charangas pero las truchas brillaron por su anuencia, hordas de pequeños peses devoraban nuestros camarones a un ritmo vertiginoso.


Después de un lonche rápido en el campamento tomamos rumbo ala escollera norte de la barra de caballos anclamos la lancha sobre el canal como a unos 30 metros de la escollera en este punto sustituimos al camarón vivo por señuelos artificiales, mi primera opción un MirrOlure MirrOdine 17MR, que caste lo mas lejos posible dejando que la corriente se lo llevara para luego recobrarlo muy lentamente tal como si estuviere remontado la corriente con dificultad aunado a unos muñequeos de la caña, no paso mucho tiempo cuando tuve el primer golpe al señuelo, el animal jalaba hacia el fondo con fuerza, pensé una buena corvina pero no, para mi sorpresa salio una cherna de unos dos kilos aproximadamente.


Este señuelo siguió produciendo con algunas truchas, mi compadre traía puesto un MirrOlure Cach 2000 el cual le dio una excelente trucha.


El piquete se apago por lo que decidimos bajar de la lancha y probar suerte en la escollera norte misma que se encuentra muy dañada, me encontraba en la punta de la mima y deje volar mi señuelo, de nueva cuenta el MirrOlure MirrOdine 17MR resulto matón la mejor trucha del día se encontraba bien pegada peleando por su vida con fuertes corridas usando la corriente a su favor, rompiendo la superficie del agua en dos ocasiones con espectaculares saltos, pero al final la pude acercar a la orilla de las piedras para tomarla del lomo, el resultado una linda trucha moteada de mas de tres kilos, dos mas de menor tamaña salieron en el mismo punto asta que un enorme cardumen dé jurelitos decidió tomar posición en el lugar, cada tiro me representaba un pequeño jurelito de unos 200 gramos de peso.


El sol desaprecia en el horizonte poniendo fin a nuestra pesca, regresamos al campamento casi a obscuras pero satisfechos de un hermoso día de pesca.


El lunes recogimos el campo y tomamos el camino de las dunas de regreso a casa cuando el cielo se nublo ominosa mente, fuertes vientos fuertes lluvias nos tocaron los últimos kilómetros antes de llegar a la Pesca, sin incidentes arribamos a Monterrey pero con el fuerte deseo de regresar.



Un fuerte abrazo a todos mis lectores, les deseo una feliz navidad y prospero año nuevo.


3 comentarios:

Samuel dijo...

Los felicito por esa pesca y por compartirla con todos los pescadores, desde Brasil,un pescador chileno... cariños Samy

Pedro Conceição dijo...

Muito bom. Parabens

Shoreman dijo...

Hey Hector. A nice day of catching. Always like catching instead of just fishing. The beach is beautiful. A great place for camping and fishing.

Happy Holidays.

Mark